Quema grasas y las convierte en energía.
  Previene la cardiomiopatía.
  Favorece crecimiento y desarrollo muscular.

CARNIPRO

Descubierta en 1.905, la L-Carnitina es un carrier o transportador natural para favorecer el paso de los ácidos grasos al interior de la mitocondria, además en su estructura química contiene nitrógeno y carboxilo, pero no es un aminoácido. La L- carnitina es utilizada por el cuerpo para convertir la grasa en energía. Normalmente no es considerado un nutriente esencial ya que el cuerpo puede producir todo lo que necesita. Sin embargo, el complemento de carnitina mejora la habilidad de ciertos tejidos para producir energía. Este efecto ha llevado al uso de la carnitina en varias enfermedades musculares y enfermedades cardíacas.

Usos Terapéuticos

La carnitina es utilizada principalmente para enfermedades relacionadas con el corazón. Cierta evidencia sugiere que ésta puede ser utilizada junto con el tratamiento convencional para la angina, para mejorar los síntomas y reducir la necesidad de medicamentos.12 – 17 Cuando se combina con terapia convencional, también podría ayudar a prevenir algunas complicaciones posteriores a un ataque cardíaco. En el post-infarto agudo de miocardio, los fenómenos de remodelamiento compensatorio determinan hipertrofia de los miocitos cardíacos, especialmente en el territorio ventricular izquierdo. El tratamiento precoz de este grupo de pacientes con Carnitina, junto a nitratos e inhibidores de la ECA, se ha demostrado eficaz en recuperar la actividad y el trofismo cardíaco, ejerciendo una intensa acción protectora sobre los procesos degenerativos ventriculares. Algunos estudios clínicos demuestran que la carnitina ayuda para el manejo de la enfermedad llamada claudicación intermitente (dolor en las piernas después de caminar debido al estrechamiento de las arterias),20 – 30 así como para la insuficiencia cardíaca congestiva.12,31-33 Además, algunos estudios sugieren que la carnitina podría ser de utilidad para la cardiomiopatía.27,35 La carnitina también mejora la tolerancia al ejercicio en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD por sus siglas en inglés), más comúnmente conocida como enfisema.37,38,39.

¿Cual es la evidencia científica para el uso de la Carnitina?
Angina

La carnitina es un buen complemento en la terapia convencional para la angina. En un estudio doble ciego controlado, 200 personas con angina (la variedad inducida por ejercicio) tomaron ya sea 2 g al día de L-carnitina o fueron dejados sin tratamiento alguno. Todos los participantes del estudio siguieron tomando su medicamento normal para la angina. Aquellos que tomaron carnitina mostraron mejoras en varias mediciones de la función cardíaca, incluyendo una mayor habilidad para el ejercicio sin dolor en el pecho.12 Ellos también pudieron reducir la dosis de algunos de sus medicamentos para el corazón (bajo supervisión médica) conforme sus síntomas disminuían.

Claudicación Intermitente

Las personas con endurecimiento de las arterias avanzado o aterosclerosis, con frecuencia tienen dificultad para caminar debido a la falta de flujo sanguíneo hacia las piernas, una enfermedad llamada claudicación intermitente. El dolor podría desarrollarse después de caminar menos de media cuadra. Aunque la carnitina no incrementa el flujo sanguíneo, al parecer mejora la habilidad muscular de funcionar bajo circunstancias difíciles.26 Un estudio doble ciego controlado por placebo de 12 meses de duración en 485 pacientes con claudicación intermitente evaluó los posibles beneficios de la propionil-L-carnitina.29 Los participantes con la enfermedad relativamente severa mostraron mejora en un 44% caminando distancias, comparándose con los que utilizaron placebo.

Insuficiencia Cardíaca Congestiva

Varios estudios han demostrado que la carnitina mejora los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva.12,31-33 En un estudio doble ciego, los beneficios permanecieron durante 60 días después de que el tratamiento con carnitina fue suspendido.79

Después de una Ataque Cardíaco

La L-carnitina ha demostrado efectos importantes en pacientes después de un ataque cardíaco. Un estudio doble ciego, controlado con placebo que dio seguimiento a 101 personas durante 1 mes después de un ataque cardíaco descubrió que el uso de L-carnitina, además de los cuidados convencionales, redujo el tamaño del infarto (tejido muerto del corazón).34 Otras complicaciones del ataque cardíaco también fueron reducidas. También fueron apreciados beneficios similares en un estudio controlado de 1 año en 160 personas que acababan de experimentar un ataque cardíaco.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

Evidencia de tres estudios doble ciego controlados por placebo involucrando a un total de 49 personas sugiere que la L-carnitina puede aumentar la tolerancia al ejercicio en la COPD, supuestamente al mejorar la eficiencia muscular en los pulmones y otros músculos.37-39

Efectos secundarios:

La L-carnitina ha demostrado ser bastante segura. Sin embargo, las personas con niveles de tiroides bajos o dudosos deberían evitar el uso de carnitina ya que podría interactuar con la hormona tiroidea.75 Las personas sometidas a diálisis no deberían recibir este o ningún otro complemento sin supervisión médica.